Inicio / Líneas Estratégicas / Cultura Ciudadana / Iniciativa Cultura Ciudadana

Reconocimientos
Mi Apellido es Cartagena

Versión 2019

Cartagena, 19 de julio de 2019. Con los Reconocimientos Mi Apellido es Cartagena, la Sociedad de Mejoras Públicas premió el esfuerzo de 3 ciudadanos que en distintas comunidades lideran proyectos de transformación social, relacionados con el fomento de la cultura ciudadana, la preservación de la sostenibilidad ambiental o la conservación del patrimonio.

La ceremonia de entrega de estos galardones fue liderada por la Presidente de la institución, Edith Salas Osorio, quien destacó durante su intervención el papel de cohesión que la campaña Mi Apellido es Cartagena ha generado para la ciudad y el país, logrando movilizar en este 2019 a más de 623 mil personas  directamente  en redes sociales, y por  su parte en twitter con nuestro hashtag #MiApellidoesCartagena con el que alcanzamos a  casi 10 millones de personas. Por ello manifestó que  “Continuaremos trabajando para reconocer un mayor número de acciones que realiza la sociedad civil para el beneficio de la población, el medio ambiente y el patrimonio cultural material e inmaterial”.

Por su parte Roxana Segovia, Directora Ejecutiva de la institución dijo que con este concurso de reconocimientos, se ha logrado vincular y visibilizar a personas que comprueban que los buenos somos más y que siempre hay algo que hacer por la ciudad. “Con una actividad como los Reconocimientos Mi Apellido es Cartagena, logramos que muchas personas, cartageneros de nacimiento o adopción, admiren, aprecien y valoren lo que personas como nuestros postulados hacen por la ciudad y su gente desde las comunidades. Ellos a través de estos programas se convierten en modelos dignos de ser admirados, imitados y respetados”, expresó Segovia.

La Cámara de Comercio de Cartagena también se hizo presente y en cabeza de su Presidente Ejecutiva, María Claudia Paez, entregó a cada ganador un programa de entrenamiento intensivo, tipo BootCamps, en emprendimiento y competitividad que se desarrollará a lo largo de un semestre. “Desde la Cámara de Comercio de Cartagena nos hemos aliado a la SMPC porque hemos querido coadyuvar en incentivar la unión, en generar sentido de pertenencia y, en definitiva, promover el compromiso ciudadano de los habitantes de todo el territorio”, explicó.

LOS GANADORES:

Línea Cultura ciudadana: Desde el fomento de la cultura ciudadana, la SMPC trabaja por el despertar cívico de los cartageneros, la protección y la promoción de sus derechos, la convivencia pacífica, el resguardo del patrimonio común, la inclusión y el respeto por las diferencias.

En esta categoría premió el proyecto “Amigos del Mar”, liderado por  Pedro Salazar Escobar, quien estuvo representado en la ceremonia por Laura Rieshi. Salazar es un joven caleño que lleva más de una década inmerso en la Isla de Tierrabomba,  quien a través de deportes acuáticos como el surfing, trabaja por la educación y el desarrollo sociocultural de sus niños, la sostenibilidad ambiental y el fortalecimiento en valores de su comunidad.

Con esta iniciativa de apadrinamiento, Salazar le devuelve a los niños y jóvenes de la comunidad que hayan abandonado sus estudios, las ganas de volver al colegio, pues a través de apoyo de amigos e instituciones, les ayuda con la dotación y la merienda y les ofrece la posibilidad de practicar deportes náuticos como surf, windsurf y kitesurf en sus ratos libres. “Con el transcurrir de los años hemos logrado formar a campeones en estas disciplinas a nivel local y nacional, quienes han dejado en alto el nombre de nuestra amada Tierrabomba”, dijo Salazar. En este proceso de formación, además, los refuerzan en artes, idiomas y cuidado por la naturaleza.

Línea de Sostenibilidad Ambiental: En este área, la SMPC busca sensibilizar y despertar al ciudadano sobre su importancia, en especial la preservación de las zonas verdes y de los cuerpos de agua.

En esta línea se seleccionó un proyecto por su alto sentido de pertenencia ante nuestro patrimonio natural y por desarrollar acciones que le apuntan a su conservación y concientización de los ciudadanos ante su cuidado: “Salvemos Varadero”, iniciativa promovida por el sicólogo Bladimir Basabe, quien desde hace 3 años se convirtió en el promotor del Arrecife Varadero, único ecosistema marino sobreviviente en la Bahía de Cartagena que cuenta con más de 400 años, resistiéndose a la contaminación ambiental de la zona.

El Arrecife Varadero alberga miles de especies entre peces, cangrejos, langostas, moluscos, esponjas, y algas que son esenciales para la naturaleza, y para toda la conservación de la sostenibilidad alimentaria de las poblaciones en la bahía.

Basabe ha trabajado sin descanso, tocando puertas de instituciones nacionales e internacionales, con el fin de buscar apoyo para la preservación de esta zona. “Nuestra meta es lograr declaratoria oficial del Arrecife de Varadero como área natural protegida para los cartageneros y la humanidad”, menciona.

Línea de Patrimonio Inmaterial: Con la preservación de su patrimonio, la SMPC se propone inculcar en las nuevas generaciones la importancia histórica y patrimonial de una ciudad privilegiada en el mundo por su aporte cultural tangible e intangible que tiene para la humanidad.

En esta categoría premió a la iniciativa “Estrellas de Rawad”, liderada por Inírida Escorcia Melendez. Es una agrupación de danza africana con 13 años de existencia, cuyo objetivo principal es ser un motivador para los niños y jóvenes del barrio Ciudadela 2000 y que se propone a través del arte y la cultura, alejarlos de las problemáticas que afectan la sociedad.

Escorcia ha logrado llevar a las “Estrellas de Rawad” a diversos concursos y presentaciones a nivel local, nacional e incluso internacional, consiguiendo apoyo de familiares y amigos, para confeccionar los disfraces de los bailarines y contratar coreógrafos que los apoyen en la preparación. Recientemente se presentaron en el programa Emprende Cultura de la Cámara de Comercio. “Dios siempre ha sido nuestro principal apoyo, porque es Él quien nos abre puertas y nos permite destacarnos en todo lo que hacemos”, explica la líder de la iniciativa.

Otros reconocimientos:

Otras iniciativas ciudadanas como “Sonrisas de León”, liderada por Roosevelt Morales Villareal; “Repoblamiento de la Tortuga Carey”, de Antonio Corrales Villegas; “Asoctibó” de Jorge Cedén Herrera y “Apuntes de Cartagena”, de David y Sofía Covo Camacho, fueron reconocidas y destacadas por ser finalistas seleccionados entre casi 50 inscritos en los reconocimientos.

Roosevelt Morales, del proyecto Sonrisas de León; David Covo de la iniciativa Apuntes de Cartagena; Roxana Segovia, Directora Ejecutiva de la SMPC; Edith Salas, Presidente de la SMPC; Jorge Cedén de Asoctivó y Antonio Corrales del proyecto Mi Mascota es una Tortuga. 

Momento cultural:

La reconocida pianista Evaida de la Hoz, interpretó canciones emblemáticas del Corralito de Piedra como “Callecitas de Cartagena” y “Noches de Cartagena”, para finalizar la velada.

Evaida ha recibido a lo largo de su carrera musical una gran cantidad de distinciones entre las que se destacan las otorgadas por la Alcaldía Mayor de Cartagena a través del IPCC por haberse desempeñado como Consejera de Música y líder de los proyectos “Celebra la Música” y “Centenarios”. 

David Covo de la iniciativa Apuntes de Cartagena; Roosevelt Morales, del proyecto Sonrisas de León; Edith Salas, Presidente de la SMPC;  Antonio Corrales del proyecto Mi Mascota es una Tortuga; Jorge Cedén de Asoctivó; Roxana Segovia, Directora Ejecutiva de la SMPC; Bladimir Basabe, de Salvemos Varadero;  Inírida Escorcia del proyecto Estrellas de Rawad; Narciso Castro, Carlos Crismatt, Lina María Acosta, Vocales de la Junta Directiva de la SMPC; Evaida de la Hoz; Patricia Díaz, Laura Rietschi  y Gloria Escobar del proyecto Amigos del Mar.


Versión 2018

En el marco de la campaña de ciudad “Mi Apellido es Cartagena”, promovida por la Sociedad de Mejoras Públicas -SMPC con el ánimo de incentivar el sentido de pertenencia y el compromiso ciudadano de los habitantes de la Heroica, esta institución diseñó un concurso bajo el mismo nombre que buscaba visibilizar buenas prácticas ciudadanas que giraran en torno a sus tres líneas estratégicas: Cultura ciudadana, Sostenibilidad Ambiental y Patrimonio. 

En el 2018 fueron más de 50 iniciativas transformadoras las que se inscribieron a los “Reconocimientos Mi Apellido es Cartagena”, de las que finalmente resultaron galardonadas tres de ellas, en un emotivo evento celebrado en la sede centro de la SMPC. Estas tres personas fueron catalogadas como “héroes anónimos” por los jurados del concurso, puesto que cada uno de ellos desarrolla en sus barrios una labor que es digna de mostrar y que genera cambios verdaderamente positivos en sus comunidades. 

Es así como conocimos la historia de Luis Fernando Martínez del barrio Cerros de Albornoz, ganador de la categoría de Cultura Ciudadana con su iniciativa “La casa de los Sueños”; Isabel Romero Martínez de Martínez Martelo quien resultó galardonada en la categoría de Sostenibilidad Ambiental con su proyecto de renovación de espacios verdes en el sector y Duván Muñoz Chacón, del barrio Nelson Mandela, ganador de la categoría de Patrimonio Inmaterial con la iniciativa “Bailar para un mundo mejor”. 

Tres ciudadanos que sin importar su condición, la falta de apoyo para desempeñar su sueño, son ejemplos al entregan lo que tienen y hasta lo que no, a favor de sus comunidades y con la esperanza de con ello, aportar a una mejor Cartagena. 
Cada uno de ellos obtuvo un premio por valor de 2 millones de pesos, que se representaban en materiales o insumos que les ayudaran al mejoramiento de sus iniciativas. 

La Casa de los Sueños

Con su solo nombre, esta iniciativa liderada por Luis Fernando Martínez, ya nos pone a volar la imaginación. Este joven entusiasta, noble, soñador y con un gran corazón, es estudiante de Administración de Empresas en la UDC a distancia, tiene 19 años y desde hace 4 decidió luchar a favor de los niños, niñas y personas víctimas del conflicto armado -que según sus cuentas, son más del 96% de la población de su comunidad del barrio Cerros de Albornoz-, a través de la creación de una improvisada escuela frente a su casa, para reforzar conocimientos en matemáticas, ciencias, lenguaje, ética y valores. 

Es oriundo de El Almendro, corregimiento de Planeta Rica (Córdoba), lugar donde vivió hasta hace 8 años cuando a raíz de los conflictos entre grupos armados que dejaron como saldo la pérdida de dos familiares, se vio obligado junto con su familia a partir en búsqueda de mejores condiciones de vida. “Nos vinimos a Cartagena sin nada, literalmente solo con lo que teníamos puesto. Dejamos todo atrás”, recuerda con tristeza. 

Fue así como llegó a Cerros de Albornoz, una invasión al suroccidente de la ciudad, que tenía 3 meses de existencia en aquel entonces y que aún permanece en precarias condiciones, sin servicios públicos, sin calles pavimentadas, con el centro de salud más cercano a 75 minutos caminando (como mayormente se mueven por el sector a falta de calles óptimas para vehículos), pero irónicamente con la mejor vista de la ciudad por su altura. 

Logró ingresar a una institución educativa al siguiente año y desde ese momento notó que la gran mayoría de sus vecinos, no estudiaban, bajo la excusa de ser desplazados y algunos, por ser mayores. En ocasiones otros le pedían ayuda para hacer sus tareas y cuando lo hacía, le decían que les había ido bien en el colegio, lo cual lo hacía muy feliz. 

Y de esta forma su idea de montar “La Casa de los Sueños”, porque como él asegura “por más pobres que seamos, siempre tendremos algo para dar”. Y así fue. Él decidió dar de lo que le sobraba, ganas de aportar a una mejor ciudad y un mejor país. Arrancó con 7 niños a quienes enseñaba a leer, escribir, sumar, restar y principios de inglés como segunda lengua. “Aún conservo el primer registro de notas que hice a puño y letra”, añora.  

Hoy educa a 92 niños en jornada de mañana y tarde y sueña con que su comunidad pueda salir adelante. “Mi satisfacción es que un niño educado en el mañana no será un problema para la sociedad, no se convertirá en un atracador ni en un pandillero, sino en un hombre con valores que eche para adelante por su comunidad”, concluye. 

Renovación de espacios verdes 

Isabel Romero Mercado es una dirigente comunal que en 8 años de trabajo por las zonas verdes del barrio Martínez Martelo, ha logrado cambiar el entorno de este sector, dotándolo de espacios para el disfrute de todos. Una cancha sintética, la adopción de zonas verdes, canecas para disposición de residuos, un parque con distintos tipos de plantas florales y aromáticas, han sido algunos de sus logros.

Para Isabel, Martínez Martelo es uno de los mejores barrios que tiene la cuidad, puesto que es un sector privilegiado con la vegetación, y con el cuerpo de agua que la rodea: la Ciénaga de las Quintas. Sin embargo, su mantenimiento requiere del cuidado y el interés de toda la comunidad, lo cual ha sido para ella un compromiso y quizás su más grande meta. 

Es así como ha logrado convertir con su gestión ante el sector público y privado, zonas verdes en abandono, en parques que son zonas de recreación no solo de los habitantes de su barrio, sino de zonas aledañas como Paraguay, El Prado, Amberes, Bruselas, El Prado, La Esperan

“Hoy en nuestro parque celebramos fiestas infantiles, torneos deportivos, realizamos ferias artesanales para ventas de productos de las microempresas del sector, se dictan clases de zumba, aeróbicos, patinaje y todo aquello que se nos ocurra para mantener unida a nuestra comunidad y fortalecer este espacio para el aprovechamiento de todos”, explica. 

Pero para ello, debe liderar entre sus vecinos, el mantenimiento de la zona con rastrillos, escobas, bolsas, guantes y pesticidas en mano. “No es fácil educar a la comunidad para cuidar un espacio que con esfuerzo conseguimos. La concientización requiere un arduo trabajo y no nos cansamos de hacerlo para como recompensa mantener ese parque que tanto amamos y por el que tanto hemos luchado”, concluye. 

Centro, Calle de Don Sancho No. 36-70
Cartagena de Indias, Bolívar