Inicio / Prensa / Articulo de Prensa

José Vicente Mogollón Vélez. Un abanderado de los cuerpos de agua de Cartagena

17 de Feb de 2021

Nuestro primer personaje que inspira  este 2021 nació en Cartagena, ciudad  que ama y conoce como nadie. Es un apasionado y visionario del medio ambiente y se ha desempeñado como Secretario General de la Alcaldía de Cartagena y del Ministerio de Obras Públicas, Representante a la Cámara, Senador de la República, Presidente Ejecutivo de Camacol y Ministro del Medio Ambiente, entre otros cargos desde los que ha impulsado procesos enfocados al cuidado de las zonas aledañas al Canal del Dique.

Es autor del libro “Canal del Dique: Historia de un desastre ambiental”, obra que bien podría ser un clásico de la historiografía cartagenera y de la literatura ambiental colombiana; también es un amplio conocedor y erudito de los cuerpos de agua de Cartagena y los problemas ambientales de su entorno, no solo por sus estudios, sino porque toda la vida ha navegado por la Costa Caribe, observándola con especial atención, estudiando su evolución y su historia.

Su notorio aporte a la ciudad es la profunda pasión con la cual impregna sus investigaciones, así como su permanente deseo de poner su conocimiento al servicio de la ciudadanía a través de publicaciones y  estudios que combinan experiencia y método y que son material invaluable para trabajar en soluciones y proyectos necesarios para el  cuidado y desarrollo del territorio.

Existen diversas formas de demostrar el amor por la ciudad e indudablemente un compromiso con el patrimonio, la cultura y el medio ambiente es un canal perfecto para hacerlo. Llevar la ciudad en el corazón y reflejarlo en los actos cotidianos nos ratifica de manera contundente que si todos nos concentráramos en ello, podríamos lograr grandes transformaciones. José Vicente nos lo demuestra. Su vida y trayectoria son testimonio de un   fervoroso propósito de impulsar cambios en favor de la ciudad y la región desde  la educación, el conocimiento y  la puesta en valor  de los recursos naturales, del medio ambiente y de la geografía misma, como  ventajas competitivas  que únicamente tiene Cartagena y urge aprovecharlas.

José Vicente es nuestro miembro destacado en esta edición del Boletín Personajes que Inspiran, por ser un reconocido amante de los cuerpos de agua. Esta publicación es el testimonio del motor que lo impulsa a navegar por el desarrollo de Cartagena. Sus respuestas son una mirada al pasado, del que mucho conoce y al futuro, del que mucho espera. Es un honor para la SMPC contar con su visión y valiosos aportes desde la perspectiva ambiental y ecológica.

¿Cómo es la Cartagena que sueña?

Sueño con una Cartagena sin pobreza, bien educada y sin corrupción; próspera e igualitaria; que conserva con esmero su enorme riqueza ambiental, paisajística y patrimonial; que educa sin descanso y brinda bienestar a la población inmigrante, que corresponde a más del 50% de sus habitantes.

¿Cómo pueden los cuerpos de agua de Cartagena aportar a su competitividad y sostenibilidad?

Hay que hablar de transporte acuático en la ciudad y para ello se deben incluir todos los cuerpos de agua de la Bahía de Cartagena, así como los que están conectados a ella, como son la Bahía de Barbacoas, las ciénagas del Dique y las ciénagas de la Virgen y de Juan Polo. La geografía manda.

La utilización de los cuerpos de agua de Cartagena para el transporte acuático es condición sine qua non para que la ciudad alcance óptimos niveles de competitividad y sostenibilidad. Si desde un principio los equipos de transporte pudieran ser eléctricos, estaríamos haciendo un aporte significativo a las batallas por atajar el calentamiento global y el aumento del nivel del mar, dos caras del cambio climático que nos pegan cerca.

Habría dos versiones del transporte acuático. El de los caños y ciénagas sería ecoturístico y lento. El transporte acuático en la Bahía de Cartagena, comunicaría orillas lejanas y sería rápido, con líneas expresas.

Si pudiera llevar a cabo un proyecto en Cartagena ¿cuál sería?

Sería un proyecto no para Cartagena sino para los cartageneros: educación, a todos los niveles.

¿Cuál cree usted que es el mayor aporte del Caño de Juan Angola a la ciudad?

El caño de Juan Angola es una conexión acuática invaluable entre la Bahía de Cartagena y la Ciénaga de la Virgen. Algo increíble: la corriente de Panamá antes de las obras del Dique de 1952, entraba tanto por el difunto Estero de Pasacaballos como por Bocachica a la Bahía de Cartagena, y fluía por el caño de Juan Angola hacia la Ciénaga de la Virgen; que drenaba al mar por varias bocas inestables y estacionales, entre ellas, la Boquilla y Manzanillo del Mar.

Por el caño de Juan Angola y por el de San Anastasio, también llegaban productos al Mercado Público, provenientes de la cuenca de la Ciénaga de la Virgen.

¿Cómo visualiza a Cartagena si el Caño de Juan Angola fuera utilizado de manera óptima?

Visualizo a una Cartagena más unida por ambos medios, el terrestre y el acuático. Por ejemplo, el barrio de Crespo podría tener una estación para el transporte acuático sobre el caño de Juan Angola; los pasajeros se podrían transportar a la estación de San Diego en la Laguna del Cabrero y a estaciones en las costas de la bahía; lo mismo desde Crespo hacia el norte hasta el Hospital Carlos Haime, en Serena del Mar y a los propios corregimientos de Tierrabaja, Manzanillo del Mar, en el norte de las ciénagas de la Virgen y de Juan Polo, respectivamente.

¿Cómo imagina a Cartagena en 10 años?

Con educación y capacitación técnica extendida a toda la población; sin pobreza y sin corrupción. Imagino a una Cartagena que utiliza sosteniblemente el enorme recurso natural que componen la Bahía de Cartagena y los cuerpos de agua descritos anteriormente. No está lejano el día en que la Nación concluya la autopista nacional Barranquilla-Cartagena-Medellín por la carrera primera de Bocagrande, con un puente a Tierra Bomba y con un túnel profundo por debajo del canal de entrada de Bocachica hasta Barú, para conectar con la variante Mamonal-Gambote. Agilizaría el tráfico tanto distrital como interdepartamental y haría innecesaria la construcción de un túnel de Bocagrande a Manga.

¿Qué cree que le hace falta a la ciudad para optimizar sus cuerpos de agua?

La infraestructura para el transporte acuático como, por ejemplo, las estaciones y las naves eléctricas adecuadas para servir a los distintos trayectos.

¿Cuál es para usted el gran atributo y ventaja competitiva de Cartagena?

Su ubicación geográfica y sus tres principales cuerpos de agua, que se combinan para que el transporte acuático sea posible.  En su centro está la Bahía de Cartagena; al norte, la Ciénaga de la virgen; y al sur, la Bahía de Barbacoas y las ciénagas de la región del Dique incluyendo, naturalmente, al Canal con sus nuevas esclusas y obras de restauración ambiental.

¿Cuál cree que es el aporte de la SMPC para construir la Cartagena soñada?

La Sociedad de Mejoras Públicas por casi 100 años ha sido un motor que ha movido tanto al sector público como al sector privado. Debe seguir ejerciendo la misma función dinámica, por ejemplo, impulsando las dos variedades del transporte acuático (el ecoturístico y el expreso) y la circunvalación vial de la bahía.

Si pudiera regalarle algo a Cartagena: ¿qué sería?

Más educación.

Para usted ¿cuál debe ser la apuesta de la ciudad con relación al canal del Dique?

Los diseños para la restauración ambiental que salvarán las ciénagas, las bahías y los arrecifes coralinos, reducirán y encauzarán los sedimentos del Río Magdalena hacia donde salían históricamente: la difunta gran Ciénaga de Matuna con el cerro de Tigua en su extremo sur.   Allí esos sedimentos son útiles para la agricultura ribereña y tradicional; todo ello, manteniendo la navegación de los convoyes actuales de hidrocarburos entre las dos refinerías de Ecopetrol. El resultado final será una muy fiel restauración del ecosistema que existía antes de los grandes cortes y gigantescos dragados llevados a cabo entre 1923 y 1984, que han puesto en grave peligro a los ecosistemas. La conclusión de las obras del Dique permitirá la restauración del antiguo Estero de Pasacaballos, que unía a las bahías de Barbacoas y Cartagena. El Estero permitía a las embarcaciones nativas, como las grandes canoas que llegaban al Mercado Público, evitar el oleaje de Punta Gigante, sobre todo en época de brisa.

Desde la perspectiva turística: ¿cómo visiona el caño de Juan Angola y la Ciénaga de la Virgen?

Los veo unidos por el transporte acuático con el resto de la Bahía de Cartagena, la Bahía de Barbacoas y los cuerpos de agua dulce del Canal del Dique, que tendrán también, como los salinos, un brillante futuro ecoturístico.

¿Qué es lo que más le apasiona?

La historia, la literatura, la ciencia y el medio ambiente y las visiones que surgen de su estudio cruzado.

¿Cuál es su asignatura pendiente?

Vivir para ver una Cartagena educada, ética y sin pobreza, que tenga las obras de infraestructura sostenible que le permitan dar pleno empleo y vida digna a su gente.

¿Qué es lo que más disfruta hacer?

Contemplar la naturaleza. Y ¡leer!

Defina a Cartagena en 3 palabras:

Azul, sensual y verde.

¿Qué significa para usted la SMPC?

Para mí la SMPC es la herramienta favorita de buenos cartageneros para poner en marcha  reformas y  proyectos necesarios para asegurar la prosperidad de la comunidad.

Ver todas

Más Noticias

Centro, Calle de Don Sancho No. 36-70
Cartagena de Indias, Bolívar